Aerotermia

¿Que es la aerotermia?

La aerotermia es una tecnología limpia que permite extraer energía del aire ambiente.

Desde hace unos años, la aerotermia viene presentando sus virtudes para convertirse en el sistema estrella para climatización y ACS en los hogares españoles.

Permite sustituir los sistemas convencionales obteniendo un importante ahorro energético en plazos de amortización bajos.

Esencialmente, una instalación de aerotermia consta de:

  • Una unidad exterior (intercambiador refrigerante-aire)
  • Una unidad interior (intercambiador refrigerante-agua) que alimentará a
    • Equipos de calefacción/refrigeración
    • Depósito de ACS
    • Instalación de suelo radiante/refrescante

Unidad exterior
Depósito ACS
Fancoil/Ventiloconvector
Suelo Radiante/Refrescante
Unidades interiores

Aspectos generales

Los sistemas de aerotermia permiten aportar calefacción en invierno, refrigeración en verano, agua caliente sanitaria durante todo el año…y todo ello con un consumo muy reducido.

El fluido refrigerante se encuentra a muy baja temperatura por lo que se puede extraer energía incluso en ambientes fríos.

El proceso de instalación y puesta en marcha es sencillo, seguro y los requerimientos de mantenimiento de este tipo de equipos es prácticamente nulo.

En Invierno

La unidad exterior envía la energía captada del aire ambiente a la unidad interior, que calienta el agua produciendo calefacción y ACS.

En Verano

Se invierte el ciclo y el calor de nuestra vivienda se envía al exterior para refrigerar nuestro hogar.

Formados por equipos (bombas de calor) de muy alta eficiencia.

En las bombas de calor tiene lugar un ciclo de evaporación, condensación, compresión y expansión, en las que el fluido cambia de estado (líquido-gaseoso) cediendo o absorbiendo calor latente

Ventajas

  • Energía limpia
    • Sin procesos de combustión
  • Elevado rendimiento
    • SCOP≥4
  • Gran Ahorro (70%-80%)
    • La mayor parte de la energía térmica es recogida del medio ambiente
  • Bajo consumo
    • 1kWh consumido por cada 4kW térmicos generados
  • Rápida recuperación de la inversión
    • Amortización 4-5 años
  • Sencilla instalación y puesta en marcha, bajo mantenimiento
    • Posibilidad de combinar con energía fotovoltaica
    • Equipos sujetos a subvención