Iluminación eficiente

¿Quieres mejorar tu instalación de iluminación y pasar a la iluminación LED más eficiente?

No importa el uso que quieras darle, Oficinas – Restaurantes – Tiendas – Gimnasios – Hoteles – Parkings – Supermercados – Naves industriales – Comunidades de vecinos – Colegios – Residencias – Clínicas, Todos pueden mejorar energéticamente utilizando iluminación LED, en Kw Solutions te asesoramos sobre la mejor opción que se adapta a tus necesidades.

Realizamos un estudio personalizado sobre la iluminación existente.

Analizamos tus necesidades y dimensionamos la instalación

Realizamos la instalación con los mejores componentes e instaladores certificados.

¿Que es la iluminación eficiente?

La iluminación eficiente debería ser el objetivo de cualquier hogar o comercio. Los tres objetivos que persigue la iluminación eficiente son: reducir el consumo de energía, alargar la vida de las bombillas y reducir el impacto sobre el medio ambiente. Requisitos imprescindibles para toda una nueva generación de bombillas y luminarias.

Gracias a la tecnología LED estos tres objetivos de están empezando a conseguir esta tecnología actualmente es la mas importante dentro del sector de la iluminación. El ahorro y las ventajas obtenidos con este tipo de tecnología son fácilmente demostrables.

Ventajas

Dentro del consumo energético de una instalación, el sistema representa un porcentaje significativo. Es por ello cada vez mas importante buscar tecnologías eficientes de alumbrado y sistemas de control de la iluminación, permitiendo reducir el consumo energético en la iluminación en mas de un 80%. Las ventajas de la iluminación LED son las siguientes:

Alta eficiencia

Con las lámparas de Led se ha conseguido la mayor eficiencia lumínica, llegando hasta 130-150 lúmenes por vatio en las bombillas más eficientes, 6 veces más respecto a la eficiencia por ejemplo de un halógeno, que es tan solo de 20 a 25 lúmenes por vatio.

Muy bajo consumo

Consumen 2,5 veces menos que una bombilla de bajo consumo convencional y 8,9 veces menos que una bombilla incandescente de las de toda la vida, lo que conlleva un ahorro económico, que puede llegar al 90% en la factura de la luz, por lo que se produce una rápida amortización de la inversión.

Duración

En las bombillas LED no existe un punto en que cesen de funcionar, sino que su degradación es gradual a lo largo de su vida. Se considera una duración entre 30.000 y 50.000 horas, hasta que su luminosidad decae por debajo del 70%, eso significa entre 10 y 30 años en una aplicación de 10 horas diarias 300 días/año, reduciendo los costes de mantenimiento y reemplazo.

Calidad de la luz emitida

El CRI o índice aleatorio de color, nos proporciona una medida de la calidad de la luz, las bombillas LED poseen un CRI alrededor de 90, consiguiendo que se aprecien mucho más los matices de la luz. La obtenida por fluorescentes y bombillas llamadas de «bajo consumo» poseen una luz muy poco natural, con un CRI muy bajo en torno a 44.

Baja tensión

La posibilidad de alimentarse a 12 y 24 Voltios. Reduce los riesgos de electrocución, además el cableado puede ser netamente inferior en sección.

Baja emisión de calor

Al consumir poca energía, las bombillas LED emiten poco calor. Es la llamada luz fría. Por ejemplo, una bombilla halógena gasta de 50W, 45W aproximadamente en emisión de calor, esto supone un gasto extraordinario en aire acondicionado, siendo necesarios unos 70W adicionales para deshacerse del calor generado por esa bombilla.

Respuesta instantánea

El encendido y apagado de las bombillas LED es rapidísimo, a diferencia de otros sistemas no se degrada por el número de encendidos; lo que los hace muy útiles en sistemas de apagado y encendido por detección de movimiento.

Ecológicos

Las bombillas LED son totalmente reciclables y ecológicas ya que no contienen mercurio, ni materiales tóxicos como las lámparas fluorescentes, o CFL.

Resistencia

Las lámparas LED son mucho más resistentes a los golpes, e incluso aquellas que poseen un bulbo de cristal pueden seguir funcionando si este se rompe.

Emergencia

Su bajo consumo las hace ideales para sistemas de iluminación de emergencia mediante un sistema de baterías o de generador auxiliar, por lo que pueden ahorrar en sistemas paralelos de iluminación. Se harán imprescindibles en hospitales y lugares que requieran una iluminación a prueba de fallos.

Versatilidad

Permiten producir luz de todo tipo de colores, incluso la mezcla de ellos mediante los LED RGB, y pueden ser regulables de 0 a 100, permitiendo un mayor control energético. Además, gracias a su pequeño tamaño, facilitan la fabricación de todo tipo de lámparas: tubos, paneles planos, tiras de LED, farolas, focos industriales, etc.

Menores emisiones de CO2

Al reducir notablemente el consumo, se están reduciendo las emisiones de CO2 que se derivan de la producción de electricidad.

No emiten rayos ultravioleta

Por lo que atraen menos insectos.

¿Donde utilizar iluminación LED?

Actualmente la iluminación LED se puede usar en cualquier sitio ya que dispone una gran variedad de luminarias tanto en interior como en exterior, sin embargo, la amortización de realizar el cambio a este tipo de luminarias será menor donde haya un elevado número de horas de iluminación (<8/día) y /o tecnologías poco eficientes. Por ejemplo:
Oficinas – Restaurantes – Tiendas – Gimnasios – Hoteles – Parkings – Supermercados – Naves industriales – Comunidades de vecinos – Colegios – Residencias – Clínicas